lunes

Recordar en momentos de fracaso.

No tienes otra opción, es luchar o morir. 
Los fantasmas y demonios han desaparecido,
solos y aburridos han desaparecido. 
Era lo justo. 
Ahora queda la vida, estás frente a tu vida como frente a un espejo.
Esta vez las maldiciones son bendiciones. La estrategia es estrategia. La Alegría es felicidad. 
Te preguntas por dónde empezar, quieres volar pero no puedes porque tus alas aún no son tan fuertes. 
Conservas el corazón con el que Dios te ha creado y aunque lo has cuidado, no ha sido fácil.
Porque amar y servir es más complicado de lo que parece cuando el egoísmo aparece. 
Egoísmo que ha sido rudo y que hoy ha perdido, su ego ha fracasado y afortunadamente se desinfló. 
Ahora, hay que volver a empezar, de cero, de nada, de todo. 
Y te preguntas por dónde empezar... recuerdas que siempre te han gustado los comienzos y empiezas a caminar, esta vez, con humildad.